General / Julio 30, 2018

La inteligencia artificial cambiará la publicidad para siempre.

Siri, Alexa, Google Home y Cortana, algoritmos, cajas negras, big data… ¿Te suena a chino? Puede que unos sí y otros no, porque nos guste o no, la inteligencia artificial está entrando con fuerza en nuestras vidas hasta convertirse en algo imprescindible.

Y esto no es nada nuevo. ¿Alguna vez has pensado cómo Gmail manda automáticamente los emails en los que te tocan herencias rusas a la carpeta de spam? ¿Cómo Siri de repente sabe quién es tu prima? Pues sí, todo esto es obra de los famosos algoritmos, no es magia negra (de esa que te venden en esos emails).

Como todas las tecnologías, la inteligencia artificial se ha ido desarrollando con el paso del tiempo. Un campo dónde podemos ver su evolución son los videojuegos, en los que los personajes que no controlamos nosotros mismos cada vez realizan acciones más humanas. De los enemigos del primer Super Mario Bros que se movían de manera predefinida y siempre aparecían en el mismo momento a los personajes de hoy en día que poco les falta para comportarse como tú o como yo.

En publicidad no nos íbamos a quedar atrás y la inteligencia artificial ha entrado con fuerza en el sector en los últimos años. Un sector que por otro lado es cada vez más digital.

En las redes los algoritmos mandan cada vez más. Instagram y Twitter han cambiado sus timelines y cuando antes veías todas las publicaciones de las personas a las que sigues, ahora solo ves lo que el algoritmo decide que es relevante para ti.

Por otro lado, son esos mismos algoritmos los que controlan las campañas de publicidad digital, invirtiendo más o dejando de invertir automáticamente según el rendimiento del anuncio. Gracias a estos sistemas avanzados de inteligencia artificial, el sistema puede saber mucho sobre cada usuario, centrando todos sus esfuerzos en atraer a los usuarios que más interesen, por ejemplo, los que más intenciones tengan de comprar o los que se vayan a gastar más dinero en una compra.

Sea como sea, el futuro está en la inteligencia artificial. Y eso no quiere decir que las máquinas vayan a controlar todo nuestro trabajo.

Hace poco asistimos desde Summer a una charla sobre Inteligencia Artificial en #ThePlaceMadrid. Allí dijeron una frase que me pareció clave.

“La inteligencia artificial es automatizar la inteligencia del desarrollador.”

Por eso no debemos de olvidarnos nunca de las mentes humanas que trabajan detrás de los algoritmos. Ellas son la clave y hacen que las máquinas tomen las decisiones que ellos quieren que tomen.

No, los robots no vienen a por nosotros, lo siento si eres un fan de las películas de ciencia ficción y esperabas algo así. La inteligencia artificial es el futuro, sí, pero es un futuro hecho por humanos, no por máquinas. No nos olvidemos de eso.

Tags: algoritmos, digital, Inteligencia Artificial, publicidad