General / Julio 17, 2018

Día Mundial del Emoji

Comenzaron siendo emoticonos, evolucionaron hasta convertirse en dibujos y han acabado por protagonizar una película. 10 años de emoji en cuatro hitos.

1. El abuelo del emoji: El emoticono. ¡La imaginación al poder!
Aunque no lo creamos, los primeros rastros del emoticono los encontramos en la segunda mitad del siglo XIX, más concretamente en 1857. En una era en donde la carta era el medio de comunicación más utilizado y el telegrama el más rápido, se creó el número 73 para expresar amor y besos.
A finales de siglo, la revista estadounidense Puck (un semanario humorístico y satírico), publicó cuatro emoticonos.
No fue hasta finales del siglo XX, en 1982, cuando vemos los primeros emoticonos tipográficos como una cara feliz :-), triste :-(, o con un guiño ;-).

Paso 1 conseguido, ¡una imagen vale más de mil palabras!


2. Emoji: desde Japón con amor.
La palabra “emoji” es relativamente nueva ya que su utilización por primera vez fue en 1999 en el país del sol naciente. Shigetaka Kurita se inspiró en el manga al crear los primeros 176 emojis para ntt Docomo, una empresa japonesa de comunicación móvil. Su objetivo era muy claro: utilizar estos pequeños símbolos para facilitar el entendimiento de su idioma.

Paso 2, ¡entendimiento universal!

3. La paella, un poco de España en el móvil.
Aunque los emojis datan de 1999, no fue hasta el año 2011 cuando su uso se popularizó entre los fervientes defensores de lo digital. Fue en un momento en el que el TT de Twitter era el escaparate al que mirar para saber que algo está de modé y así afianzar un poco más el ruido generado “entorno a una conversación de bar”, cuando el cómico Eugeni Alemany consiguió que Valencia estuviese en el mapa 2.0 con #PrimerPaellaEmoji.

Paso 3, ¡habemus nuevos emojis!

4. La evolución del emoji: la primera película de animación.
Volvemos a los orígenes del emoji, a Japón. Fue aquí donde Sony dio un golpetazo encima de la mesa y decidió subirse a la ola del “emoticono 2.0” produciendo una película de animación protagonizada por estos dibujos.
No tuvo una gran repercusión ni buenas críticas por parte de los amantes del cine, pero sí que obtuvo una mención destacada si vemos cómo un signo que facilitaba el entendimiento de una cultura milenaria se convertía en una película de animación.

Paso 4, ¡rendid pleitesía al emoji!

Tags: blog, día, Emoji, emoticono, historia, marketing, mundial, película, trending topic